BRICOLAJE X-TREM. La taladradora: Esa fuente inagotable de satisfacciones

Todavía me estoy recuperando de ésta estupenda historia.

borderline

La taladradora: Esa fuente inagotable de satisfacciones

Al leer este título adivino alguna que otra risita indolente, algún comentario autosuficiente del estilo de “¡Venga ya! Si no sabes manejar la taladradora… apaga y vámonos”. ¡Mira que me joden l@s list@s!

Y quiero preveniros, amig@s, incluso arriesgándome a llevar la contraria a toda esa avalancha de manitas que pasea por el Leroy Merlín un sábado por la tarde, con los colmillos chapuceros bien afilados, de que… la cosa no es tan fácil como una panda de interesados listillos pretende hacernos creer, unos por puro instinto mercantil, las grandes superficies, y otros por mera chulería, los que presumen de manitas.

Mi primer briconsejo del día es: “Si no has comenzado la chapuza… todavía estás a tiempo de echarte atrás y llamar a un profesional”.

Pero si a pesar de la advertencia decides inconscientemente seguir adelante, aquí te cuento un sucedido a modo…

Ver la entrada original 1.958 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s