El hombre que siempre reía

el ambigú del yoga

“Que el maquillaje no apague tu risa…” Chavela Vargas

f452a243c77ee819cd371cf546152d03

El hombre que siempre reía

xeerdl hombre que siempre reía, llevaba en sus venas gas hilarante, afirmaban los médicos, y hacia brotar agua de las rocas, porque lloraban de risa. Inventar historias alegres era muy fácil para él. Algunos dicen que es más fácil hacer llorar que reír, decía. A mí me ocurre exactamente lo contrario.

El mundo comenzará a cambiar, el día que todos puedan reírse de sus defectos y de sus errores, aseguraba. Cuando nació, fue un bebe distinto. Lloraba, pero de la risa. Fue el primer niño que llenó de carcajadas los pasillos de aquel hospital. Hacía chistes en los velorios, diciendo que había que alegrarse ante la muerte, no dicen acaso, que hay una vida después de la vida.

¿Porqué lloran tanto en los entierros, si luego las almas, los espíritus o lo que sea, se reencontrarán…

Ver la entrada original 297 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s